Las obras han consistido en el cerramiento perimetral de la parcela donde está ubicado el Distrito Marítimo de Marbella, por medio de una valla difícilmente escalable, con el fin de evitar su ocupación y actos vandálicos.

Dicha valla está formada por perfiles de acero laminado S275 JR, angular de lados iguales L 50.8 cortados por un extremo en bisel de 120º, soldados perimetralmente por la base a una pletina de 60×15 mm y unidos por la parte superior junto al bisel con pequeñas pletinas de 125x60x8 mm, incorporando puerta corredera.
La valla está fijada al muro mediante placas de anclaje de 240x150x10 mm, con cuatro pernos de anclaje químico espárrago de Ø14×180 mm cada una, con sus correspondientes contrafuertes (pie de amigo), pletina de 70×12 mm, colocados en los tramos rectos de valla, y postes de acero estructural de 80x80x5 mm, acabados con sombrerete soldado en la parte superior, con objeto de impedir la humedad en su interior, colocados en ángulos y escalones.

En su conjunto, se ha sustituido el zócalo de chapa de acero por balaustres de perfiles de acero laminado S275 JR, angular de lados iguales L 50.8, separados entre sí 10 cm, soldados a los tubos, igual que la parte superior, quedando toda la cerrajería enrasada con el paramento exterior del muro de cerramiento y acabada con imprimación antioxidante y lacada con dos manos esmalte de poliuretano color RAL 3005.

Los trabajos han sido verificados por la Dirección Técnica del Servicio de Proyectos y Obras de la Capitanía Marítima, habiéndose recibido por parte de ésta el reconocimiento al trabajo realizado tanto en calidad como plazos.

Por ello queremos poner de manifiesto una vez más, nuestro reconocimiento al personal que hemos adscrito a la obra, que han hecho que los trabajos finalicen con la calidad que nos caracteriza.