Hace días se finalizaron los trabajos de fabricación y montaje de unos parasoles simples en una superficie comercial en la ciudad de Sevilla.
Concretamente se han cubierto 84 plazas del parking exterior para proteger a los vehículos de los clientes de las altas temperaturas y diferentes inclemencias del tiempo.
La estructura es de acero galvanizado en caliente con cubierta de chapa trapezoidal y remate perimetral de aluminio. Dichos parasoles están acondicionados para la instalación de luminarias.